917 082 139
DIFERENCIAS ENTRE EL ÁCIDO HIALURÓNICO Y LA TOXINA BOTULÍNICA • CME Victoria 70
medicina estética, belleza, estética, tratamientos antiedad, antiaging, tratamientos faciales, tratamientos corporales, celulitis, manchas en la piel
18072
post-template-default,single,single-post,postid-18072,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,qode-quick-links-1.0,vcwb,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

DIFERENCIAS ENTRE EL ÁCIDO HIALURÓNICO Y LA TOXINA BOTULÍNICA

DIFERENCIAS ENTRE EL ÁCIDO HIALURÓNICO Y LA TOXINA BOTULÍNICA

Tanto el ácido hialurónico como la toxina botulínica se administran mediante inyecciones.

Líneas de expresión, arrugas, flaccidez… Según un estudio de la Universidad de Duke (Carolina del Norte) a partir de los 26 años, la producción de colágeno disminuye y con esto empiezan a aparecer los primeros signos del envejecimiento. Con los años, hacen acto de presencia también las secuelas de la mala alimentación, el sol y el tabaco en nuestra piel. Es imprescindible cuidarla desde que somos jóvenes y que nuestro estilo de vida sea saludable, con alimentos ricos en antioxidantes, protección solar y ejercicio moderado.

Como complemento a todo esto, existen tratamientos más duraderos para atenuar las arrugas con un resultado espectacular. Es aquí donde hacen su aparición dos sustancias muy conocidas en medicina estética pero que, al contrario de lo que muchas personas creen, tienen funciones distintas en cuanto a rejuvenecimiento facial. Hablamos de la toxina botulínica (conocida por uno de sus nombres comerciales como Bótox) y del ácido hialurónico.

Acido Hialurónico vs Toxina Botulínica

¿En qué situaciones debemos utilizar una sustancia u otra? Desde el centro médico estético Victoria 70 os contamos en qué consiste cada compuesto y cuál es el más adecuado en cada situación:

Toxina Botulínica- Se obtiene en un laboratorio a partir de una bacteria. Es capaz de modular el funcionamiento de las terminaciones nerviosas responsables de la contracción de los músculos, produciendo un efecto relajante que mitiga las arrugas y líneas de expresión. En España sólo está autorizado su uso en el tercio superior de la cara, es decir, entrecejo, frente y patas de gallo. 

Su aplicación es poco invasiva y dolorosa, ya que las agujas que se utilizan son muy finas y es necesario muy poca cantidad de producto para que el resultado sea perfecto.

Su efecto dura entre 3 y seis meses, dependiendo de cada persona.

Ácido Hialurónico- Esta sustancia se encuentra de manera natural en nuestro cuerpo, y su misión fundamental es la de atraer y retener el agua, evitando así la pérdida de firmeza y volumen de la piel y la aparición de arrugas. Se puede utilizar en toda la zona facial: surcos nasogenianos (los que van de la nariz hacia los laterales de la boca), los pliegues peribucales y las comisuras labiales, en la línea de contorno de labios, entrecejo, patas de gallo y frente.

Administrado mediante una inyección intradérmica, estimula la formación de colágeno atenuando las arrugas. Es recomendable aplicarla una vez al año, pero la durabilidad dependerá de cada persona.

¿Cuál elegir?

Si tus arrugas están localizadas en la parte superior del rostro, la toxina botulínica será la sustancia más adecuada. Si tu piel está deshidratada y ha perdido volumen y firmeza, el ácido hialurónico será el tratamiento más apropiado.

Sea cual sea tu caso, ponte siempre en manos de profesionales cualificados, para que el resultado sea impecable. En el centro médico estético Victoria 70 disponemos de un gran equipo de especialistas que te asesorarán sobre cual es el tratamiento más adecuado a tus necesidades. Ven a conocernos, ¡la primera consulta es gratuita! Si quieres más información pincha aquí.

No Comments

Post A Comment

*