fbpx
917 082 139
Mesoterapia Facial • CME Victoria 70
medicina estética, belleza, estética, tratamientos antiedad, antiaging, tratamientos faciales, tratamientos corporales, celulitis, manchas en la piel
15614
page-template-default,page,page-id-15614,bridge-core-1.0.5,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Mesoterapia Facial

¿Para qué se realiza el tratamiento?

La mesoterapia facial es una técnica especial de rejuvenecimiento que, mediante la infiltración en la piel de un complejo de vitaminas, oligoelementos y ácido hialurónico, produce un efecto revitalizante y reestructurante. Las sustancias infiltradas actúan sobre músculos, tejido subcutáneo, dermis y epidermis, consiguiendo así reestructurar volúmenes  y tensar la piel. Es una técnica que no precisa cirugía y no incapacita al paciente.

 

La mesoterapia médica trata el fotoenvejecimiento de la piel y retrasa los signos del envejecimiento cutáneo en los casos prematuros. El resultado permite:

 

  • Mayor hidratación e iluminación.
  • Mejor textura y grosor de la piel.
  • Produce un tensado de la piel y mejora de la flaccidez.
  • Reduce gradualmente las arrugas, reafirmando la piel.

 

La principal ventaja de este tratamiento de revitalización es que permite obtener un efecto local inmediato, sin perjudicar a otros órganos y sin interacciones farmacológicas.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

La infiltración permite situar directamente dentro de la piel (dermis) aquellos elementos de los que esta carece. Previamente se prepara la piel aplicando anestesia tópica para aliviar posibles molestias. La mesoterapia puede provocar un enrojecimiento del área tratada y en algunos caso pequeños hematomas.

 

El programa del tratamiento de mesoterapia dependerá de cada persona, pero lo más usual es iniciar con tres sesiones (una cada 15-30 días) El resultado se mantiene durante más o menos un año y las sesiones de mantenimiento dependerán las necesidades de cada paciente.

 

Esta técnica de revitalización suele combinarse con otros procedimientos dentro de un programa de rejuvenecimiento cutáneo. Por ejemplo, es muy útil como tratamiento complementario a la cirugía estética facial (lifting), para tensados con radiofrecuencia, peeling, fotorejuvenecimiento con IPL, resurfacing con píxel, etc.