fbpx
917 082 139
Radiofrecuencia facial • CME Victoria 70
medicina estética, belleza, estética, tratamientos antiedad, antiaging, tratamientos faciales, tratamientos corporales, celulitis, manchas en la piel
15852
page-template-default,page,page-id-15852,bridge-core-1.0.5,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Radiofrecuencia facial

¿Para qué se realiza el tratamiento?

La radiofrecuencia facial es un tratamiento no invasivo que consigue estimular la formación de colágeno, dejando la piel tersa y rejuvenecida, al tiempo que unifica el tono de la piel. El rostro luce visiblemente más terso y firme. Además, el tratamiento incluso permite actuar sobre el doble mentón, reafirmándolo.

Es un método avanzado sin incisiones ni periodo de recuperación, tratamiento ideal para aquellas personas que presentan una ligera flacidez en la piel de la cara y cuello, pero que aún no necesitan realizar un lifting quirúrgico.

 

También puede ser aplicada para reducir la flacidez que se presenta en otras localizaciones, como la parte interna de los brazos y los muslos, abdomen y nalgas; y para el tratamiento de la región periocular.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Para la realización de este tratamiento se emplea la tecnología Exilis (combinación de radiofrecuencia y ultrasonidos) que, al aumentar la temperatura de la piel, reordena las fibras de colágeno y favorece su regeneración. El procedimiento es muy bien tolerado y no necesita anestesia, ya que solo se siente calor.

Preguntas frecuentes
¿Qué resultados debo esperar después del tratamiento?

La gran ventaja que presentan los tratamientos no abrasivos como la radiofrecuencia es que respetan la epidermis, produciendo un mínimo enrojecimiento de la piel, sin dañar su capa externa. Dicho enrojecimiento remite a las pocas horas y en 24-48 horas se pude retomar la vida social habitual.

El efecto de tensión se aprecia de una forma gradual y progresiva a partir del mes del tratamiento (aunque el proceso depende del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona) entre los dos y cuatro meses posteriores al tratamiento, con resultados suelen durar aproximadamente dos años.

¿Necesito cuidados especiales después del tratamiento?

No. Con unos cuidados básicos de hidratación de la zona tratada y uso de un fotoprotector adecuado es suficiente.

Los resultados son visibles desde la primera semana y van aumentando durante las 4-6 semanas posteriores. La duración de los efectos irá en función del grado de las lesiones tratadas y del número de sesiones recomendadas, pero serán de larga duración ya que producimos una formación de nuevo colágeno.

¿Cuántas sesiones se recomiendan y con qué frecuencia?

En función del tipo de piel y las necesidades del paciente se determinará el número de sesiones necesarias para que el tratamiento de radiofrecuencia facial resulte efectivo.

Habitualmente, el proceso consta de 4- 6 sesiones. El tiempo de espera entre una sesión y la siguiente es de un mes.  No obstante, el médico determinará en función de su tipo de piel y estado de la misma el número de sesiones e intervalos a aplicar.

Recomendamos protocolos de tratamiento que incluyan 3 sesiones a intervalos de 6-8 semanas.

¿Puedo recibir otros tratamientos a la vez?

La radiofrecuencia puede combinarse con otras técnicas como luz pulsada intensa, que mejoran la textura de la piel y las pequeñas manchas y venitas de la cara, con peelings químicos, rellenos, toxina botulínica… Dichos tratamientos no se realizarían el mismo día que la radiofrecuencia pero sí con una secuencia programada. La combinación de distintos tratamientos permite muy buenos resultados como parte de los planes de rejuvenecimiento facial integral.