fbpx
917 082 139
Toxina botulínica • CME Victoria 70
medicina estética, belleza, estética, tratamientos antiedad, antiaging, tratamientos faciales, tratamientos corporales, celulitis, manchas en la piel
15592
page-template-default,page,page-id-15592,bridge-core-1.0.5,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Toxina botulínica

¿Para qué se realiza el tratamiento?

La toxina botulínica es una proteína que tiene la propiedad de alterar determinadas terminaciones nerviosas, responsables de la contracción de los músculos, disminuyendo su actividad. De esta forma se consigue mitigar las arrugas de expresión facial.

El efecto de la toxina botulínica es transitorio, ya que las terminaciones nerviosas afectadas vuelven a la normalidad en un período de tiempo variable, que no suele superar los seis meses. Se trata de un tratamiento mínimamente invasivo que evita la cirugía y puede complementarse con otros como el relleno y la tecnología láser.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

En el Centro Médico Estético Victoria 70 se emplea la toxina botulínica tipo A (TBA). En su aplicación el especialista utiliza agujas muy finas, por lo que el proceso es prácticamente indoloro. Puede producirse un ligero enrojecimiento en el punto de aplicación y, en algunos casos, un pequeño hematoma.

Los efectos de la toxina botulínica tipo A sobre los músculos suelen comenzar en 48 horas y alcanzan el máximo en unos 5-7 días. Transcurridos entre 3 y 6 meses, la musculatura paralizada vuelve a la normalidad. Durante el tiempo de acción no existe, actualmente, ninguna forma de contrarrestar el efecto. Debido a la naturaleza de esta proteína y a la respuesta del organismo para neutralizar su efecto no es aconsejable repetir los tratamientos antes de los 3 meses ni utilizar dosis más altas de las aconsejadas.